IX Jornadas Gygax

Los pasados 17 y 18 de marzo asistí a las IX Jornadas Gygax que se celebran en A Coruña. Es una cita anual que nunca me pierdo y al que tengo mucho cariño por ser también un punto de reunión de amigos de la rolesfera gallega (y “forasteros” que reconocemos como autóctonos).

En esta cita caí en dos partidas dirigidas por Tiberio, editor de HT Publishers, una a Greenscape y otra de investigación. Además fui a la presentación de la trilogía El Siglo del Acero de Héctor J. Castro quien me firmó un ejemplar de la primera entrega.

Fotografía con Tiberio y Belth, socios y editores de HT Publishers.

Las jornadas

Las jornadas se celebran en honor a Gary Gygax desde hace nueve años y como no iba a ser de otra forma hubo partidas a D&D quinta edición (partidas llenas desde minuto 1). Desde hace unos años este evento se lleva a cabo en el Ágora, un edificio amplísimo con instalaciones prácticamente nuevas a disposición de los coruñeses. Sus organizadores son la Asociación Draco de A Coruña, quizás la asociación más grande a nivel autonómico de juegos de rol.

La oferta de rol si bien no era demasiado amplia era de temáticas dispares por lo que se podía jugar tanto a Espada Negra como a una partida donde interpretar pitufos (divertidísima por experiencia propia). También hubo campeonatos de wargames (Infinity y Malifaux) y una sala con una enorme oferta para probar juegos de mesa. Hubo presentaciones (El siglo del Acero y fRágil) así como la charla de Roberto Alhambra sobre gamificación en las aulas.

Entre los juegos de rol también destacaría el reinado de Savage Worlds en Galicia. Años pasados en estas jornadas el gran protagonista fue Hitos, pero en esta ocasión creo que ni hubo partida empleando este sistema. Así que A Coruña se une a Vigo, en cuyas últimas jornadas celebradas ya había sido tomado al asalto por este sistema pulp.

Primera novela de la trilogía "El siglo de Acero"

Hubo más stands de tiendas que de costumbre pero no caí en la tentación de gastar dinero. Quizás porque ya había acabado en mis manos dos novelas y un suplemento (¡muchas gracias!)

La sensación fue que había menos gente que otros años aunque no he visto que hubiese menos partidas o menos eventos. Quizás porque las aulas del recinto estaban dividas y separadas más de lo normal para evitar ruidos, imagino.

Savage Worlds

La partida llamada “Atrapa a Tiberio”, de la que pensaba que íbamos a acabar en alguna clase de survival persiguiendo a Tiberio con churros de piscina, se trataba simplemente de una cómica forma de explicar que Tiberio nos iba a ofrecer un listado de partidas y ambientaciones de Savage Worlds y nosotros escogeríamos una. Como no nos poníamos de acuerdo (yo quería jugar a EXO) por sorteo jugamos a Greenscape.

Greenscape es una ambientación post-apocalíptica en la que la madre naturaleza se ha rebelado contra la humanidad, quedando como conocimiento ancestral los negativos de películas (religión kodakiana). En papel me resultaba menos atractiva que en mesa y lo cierto es que la religión kodakiana es un elemento muy divertido. En nuestra partida éramos seguidores de Bruce Willis.

Tiberio hizo uso de la baraja de cartas Savage Worlds que al usarlas reventamos la partida totalmente: evitamos ser comidos por unos caníbales muy majos que se unirían en nuestra lucha contra un “Enraizado”.

Mi personaje, Mambo, era una reventadora equipada con un casco y una señal de tráfico con la que pegar a sus enemigos. Era el tanque del grupo y disfruté empalando a los pobres “tiestos”.

Aunque Tiberio nos prometiera una segunda aventura para esa misma tarde no dio tiempo. La partida que se iba a jugar era EXO pero nos dejó hacerle preguntas sobre la futura publicación de esta ambientación.

Como ya se sabía, EXO será un juego ambientado en una de las guerras verrianas (donde la Real Federación de Planetas se enfrenta a los Insectoides de El juego de Ender) donde los personajes van a ser protagonistas de pequeños conflictos bélicos, ya que a diferencia de EXO (Ediciones Sombra) este juego es menos genérico y está enfocado a campañas militares. También será menos “hard scifi” y va a tener el sabor pulp que pide el sistema a gritos, teniendo un nuevo sistema de batallas navales bastante abstracto con cartas marcando la posición así como eventos o escenas más peliculeras (Tiberio mencionó Star Wars como ejemplo).

La extensión quizás se dispare a las 120 páginas e incluirá ambientación, campaña con 4 aventuras sobre la formación de los personajes en una academia militar y añadidos del sistema como el ya mencionado sistema de combates de naves. A destacar a nivel de ambientación el que se añadirá la evolución de la guerra con el tiempo.

También tendrá como novedad la existencia de ventajas de escuadrón, de aplicación cuando los personajes se integran con sus compañeros.

Presentación de El siglo de Acero

Cuando pisé A Coruña no tenía en mente acabar en la presentación de unas novelas. No es que nunca hubiese ido a una presentación de esta clase, pero yo tenía hambre de rol atroz. Al final me apunté porque tenía que esperar bastante a mi siguiente partida y no me arrepiento de haber asistido: fue una charla muy amena donde Héctor J. Castro explicó las facilidades que tuvo para escribir la trilogía gracias a ser jugador y director de juegos de rol.

Héctor es un escritor autodidacta y amante de las novelas de aventuras. Empezó a escribir El siglo de Acero empezando por Peones y Damas, la que en breves empezaré a leer.

Me llevo su primer libro y una bonita dedicatoria.

Héctor J. Castro hablándonos de su lado rolero

Conclusiones

Era reticente a ir ya que a nivel personal estaba desencantada con los juegos de rol por incidentes recientes con usuarios problemáticos, pero acabé yendo porque iba con una amiga. Planificáramos el viaje y la estancia juntas y le debo muchísimo por ello, porque me lo he pasado genial y con gusanillo de más rol.

Es genial volver a estar en “familia”; con mis compañeros de la Asociación Draco y con otros especímenes roleros. Os recomiendo muchísimo asistir a las próximas.