9/9/13

Aliados del Bastión; El Suhrim (simio blanco) para La puerta de Ishtar por Aker





Los simios blancos, también conocidos como suhrim (“destructor” o “extirpador de los enemigos”) son una terrible especie de monstruos que se asemejan a gorilas albinos de cuatro brazos. Por lo general la altura de un macho adulto completamente desarrollado supera de largo los tres metros de altura, si bien los ejemplares más jóvenes suelen medir alrededor de un metro menos. Como hemos dicho, poseen seis extremidades, pudiendo emplear las intermedias tanto como un par de manos extra o bien como apoyo adicional a la hora de correr o trepar, si bien por lo general prefieren desplazarse caminando sobre sus dos extremidades inferiores. Carecen casi por completo de vello corporal, a excepción del crespo pelo blanco que crece en sus prominentes cráneos.
Los suhrim son criaturas extremadamente violentas y sanguinarias que emboscan, matan y devoran a los hombres cada vez que tienen ocasión. Sin embargo, una vez en cautividad muestran respeto e incluso cierta preocupación por sus congéneres. Por este motivo los sabios afirman que están dotados de cierta chispa de inteligencia, la cual normalmente solo se manifiesta en la mortífera destreza con la que son capaces de blandir las armas que arrebatan a sus víctimas.
Los eruditos no se ponen de acuerdo sobre el origen de estas criaturas. Algunos de los estudiosos afirman que son el resultado de un experimento alquímico fracasado, con el que cierto Ensi (su identidad varía en cada versión de la historia) trató de crear un ejército de estos seres, probablemente con el objetivo de enfrentarse a Sargon. Otros, sin embargo, afirman que los simios provienen de más allá de la cúpula celeste y que, de algún modo, han sido arrastrados a la fuerza hasta Kishar. Éste podría ser el motivo por el que los simios están tan furiosos y atacan a todo aquél al que divisan.
En cualquier caso, a la mayoría de los awilu le trae sin cuidado de dónde hayan salido los dichosos simios. Para ellos lo único importante es que siempre ofrecen un espectáculo de primera categoría en los combates gladiatorios. También sirven como una popular forma de ejecución de criminales arrojados a la arena. Cada vez que un simio es avistado cerca de una gran ciudad es seguro que todos los lanistas locales enviarán un nutrido grupo de esclavos y guardias para tratar de capturarlo vivo.
Aparentemente los suhrim no se reproducen en cautividad. O tal vez es que se niegan a intentarlo. Por este motivo su precio es muy elevado.

Idea de aventura
Durante uno de sus viajes los PJ escuchan un lloro que parece casi humano. Al investigarlo descubren un bebé recién nacido de suhrim, aparentemente abandonado a su suerte... ¿qué hacen? ¿será posible criar y adiestrar a una de estas criaturas? ¿dónde demonios está la madre? ¿qué estarán dispuestos a hacer otros para arrebatarles su hallazgo?

Aker


Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...