Tres conceptos que inspiran partidas

Hay veces que un objeto, un evento o un concepto nos inspira una partida, ya sea porque ofrece múltiples posibilidades o porque encaja perfectamente con el concepto del juego que vamos a dirigir. A veces sus descripciones son casi semillas de aventura en sí mismas, y otras requieren algún retoque menor o pueden ser conceptos incluidos como telón de fondo de aventuras y sesiones más complejas.


Sea como sea, en esta ocasión os traigo tres conceptos que no he visto habitualmente en partidas o aventuras y creo que son suficientemente inspiradores como para crear aventuras basadas en ellos, o incluso que merecen ser añadidos en alguna, además de los juegos en los que creo que mejor encajan. A mi me gustan los misterios y yo os traigo misterios, personalmente soy muy de introducir elementos reales en mis partidas ya que me ayudan a darle realismo y poder disponer de fotos y datos concretos durante el transcurso de la misma, así que estos conceptos están extraídos directamente de la realidad… Y con una gran parte de leyenda, queda a juicio del lector decidir cuánto de realidad hay en cada uno de ellos.


Escalera de Santa Fe

En Santa Fe, Nuevo México (EEUU) encontramos la Capilla de Loreto, poéticamente ubicada en la calle San Francisco de Asís y nuestro primer objeto misterioso. La capilla es conocida mundialmente por su escalera en espiral… que no es una escalera cualquiera.

Empecemos por los datos reales: la escalera es de una manufactura calificada numerosas veces como excelente, y de la cual no consta documento alguno acerca de su construcción, por lo que se considera popularmente y principalmente por las Hermanas de Loreto como un milagro.

Con un total de treinta y tres escalones, se construyó en 1877, íntegramente en madera, en forma de caracol y dando dos giros completos de 360º, sin centro definido y que para colmo se balancea ligeramente. Si todo esto aún no os inspira u os sorprende, aquí llegan los platos fuertes: la madera no es frecuente en la zona, no se sabe cómo llegó hasta ahí y no se usaron clavos en su construcción, además el carpintero llegó tan misteriosamente como se fue. ¿Ahora sí? Vamos a los detalles.


Según cuenta la leyenda el arquitecto murió antes de ofrecer una solución de acceso al segundo piso, a la parte del coro, limitado por las dimensiones de la capilla. Todos los arquitectos y carpinteros consultados no dieron solución alguna, de forma que las Hermanas de Loreto decidieron rezar una novena a San José… y vive dios que al noveno día se presentó un carpintero anónimo, pidiendo tan sólo tres meses de total privacidad para elaborarla. Al término del tiempo encontraron la escalera acabada, sin emplear pegamento ni clavos, simplemente encajando las piezas, con una madera que no existe en el lugar… Y sin dejar rastro alguno, ni siquiera exigió pago alguno o reconocimiento… Sobra decir que se menciona muchas veces al propio San José como autor de esta escalera.


Numerosos ingenieros y arquitectos han destacado la dificultad de la obra, si bien no es tal y como se cuenta en otros lugares con cosas como que “no se sabe cómo se sostiene”. Lo cierto es que el radio del giro superior es menor, lo que actúa como soporte de forma conjunta a una unión con un larguero de hierro de la capilla, aunque es de las pocas escaleras de caracol de manufactura artesanal que no cuenta con soporte central.


Es un buen concepto para… ¡Aquelarre! Si bien no encaja con las fechas que maneja el juego es un relato perfectamente exportable, incluso cambiando el elemento central que es la escalera. La llamada de Cthulhu podría funcionar si le aportamos algo de bizarrismo al asunto, y por último Esoterroristas podría beneficiarse de todas las incoherencias que parece tener la obra. ¿Estarán dañando la membrana?

Si ajustamos mucho (nombres y lugar, manteniendo el relato) quizá pueda actuar también como un misterio mazmorrero para D&D, no sería extraño que alguien quisiera contratar a tal artífice y su búsqueda comenzase por las propias pistas en la capilla. ¿Escapó por una mazmorra bajo el lugar?


El disco genético precolombino

Jaime Gutiérrez-Lega es diseñador industrial, y además aficionado a los asuntos paranormales. Sí, es una personal real, como lo es (o casi, como veremos ahora) el siguiente misterio.

Según sus propias palabras, un día compró a unos huaqueros un disco que parecía representar el ciclo fetal humano… en un objeto de hace unos 6.000 años que se dice que podría pertenecer a la cultura Muisca. El disco mide unos 22cm y parece estar construido en lidita, con un tallador muy depurado, pero lo que llama la atención son sus dibujos, que si son lo que parecen ser representan un conocimiento muy adelantado a su época.


Lo cierto es que según el museo de Viena y la responsable del análisis del disco (la doctora Vera M. F. Hammer, conservadora de dicho museo) el disco es contemporáneo y una falsificación, y finalmente podría estar fabricado en una mezcla de feldespato, cuarzo y mica según el análisis petrológico. No se dató el artefacto de ninguna forma dados los indicios de falsificación, y lo cierto es que tanto su dueño como Klaus Dona, propietario de la exposición “Misterios no resueltos”, a partir de la cual solicitó los datos de análisis al museo de Viena, están convencidos de su veracidad. Y a nosotros las (evidentes) pruebas de falsificación no van a privarnos de una historia y un objeto muy curioso para nuestras partidas.

En un principio, y dado la forma de los cráneos de las figuras humanoides representadas podrían ser perfectamente de criaturas de otros mundos… ¿O una especie existente mucho antes de la nuestra? O quizá, muy al fondo del asunto se escondan otro tipo de negocios o mensajes y estemos quedándonos en la superficie, siendo el extraño objeto tan sólo una pieza de un puzzle mucho más grande.


Es un buen concepto para…. Sí, de nuevo, los juegos de Cthulhu, aunque en este caso personalmente lo llevaría más a las versiones del juego basadas en el mundo actual, o quizá para juegos como Esoterroristas o KULT. Otorgándole valor, significado y veracidad al objeto tenemos un buen inicio de aventura.


Esferas de piedra en Costa Rica

¿Gigantescas formaciones rocosas de propósito desconocido? Por la tónica general de los dos anteriores ya véis que también encajan, pero aún hay más: descubiertas durante una deforestación allá por 1939 en el delta del río Diquís, estas petroesferas precolombinas de autoría desconocida tienen la construcción datada aproximadamente del 300 a.C - 300 d.C en adelante, aunque se cree que se usaron o fabricaron más posteriormente. El conjunto se considera único en cuanto a pulido, tamaño (entre 10 cm y 2.5 m de diámetro) y peso, que llega hasta las 16 toneladas, eso sin contar la gran cantidad de las mismas que hay.


Aunque en la actualidad se consideran una manifestación artística, lo cierto es que no tienen propósito claro, tal es el caso que en el momento de su descubrimiento se pensó que podían estar llenas de oro (no me preguntéis como llegaron a esa conclusión) y se detonaron algunas hasta partirlas por la mitad. Por supuesto, ocurrió algo aún más extraño, si no no entrarían en esta lista: estaban completamente huecas.

En 1943 un artículo en American Antiquity hace que Samuel Kirkland (Universidad de Harvard y Peabody Museum) se interese por ellas, así que en 1948 se planta en Costa Rica en su búsqueda. Allí obtiene información y contactos para investigarlas, y por fin publica sus investigaciones en el libro Archeology of the Diquís Delta en 1963.

Desde 1970 tratan de protegerse tanto las esferas como sus ubicaciones originales, ya que no en pocos casos ha habido intentos de robo y muchas de ellas están aún en poder de particulares, y poco a poco se recuperan para su conservación en museos. Tal es esto que incluso se construye el Can Basat Roje (“Esferas de piedra” en dialecto índigena) también conocido como el Parque de las bolas de piedra en 1979.


Volviendo a su significado, lo cierto es que no sabemos nada. Se habla de simple arte, símbolos de status o territorio, mapas estelares o algunas teorías algo más excéntricas como la atribución sobrenatural (extraterrestres, atlantes o que tengan relación con las líneas de Nazca o los Moais). En los últimos años se cree que fueron creadas con propósitos religiosos, pero aún se desconoce el cómo llegaron a tal punto de excelencia en su realización.

Es un buen concepto para… Juegos pulp evidentemente, no en vano son mencionadas en Indiana Jones en busca del arca perdida, pero moviendo un poco las universidades (y mencionando a Miskatonic) podrían encajar muy bien con temática lovecraftiana, de hecho más que cambiar simplemente habría que darles un sentido del que por ahora no gozan en la realidad.